Sáb. Ene 28th, 2023


La aventura del dictador peruano pedro castillo solo tomó dos horas, el período desde que anunció al país que había disuelto el Congreso y decretado el estado de emergencia y el toque de queda, hasta que fue detenido por policías anticorrupción en la Fiscalía General de la Nación junto al palacio presidencial. Un giro único en la historia de los tiranos latinoamericanos de los soldados del Cono Sur, incluido Augusto Pinochet. a los actuales Nicolás Maduro, Miguel Díaz-Canel y Daniel Ortega.

Para Castillo, uno de los líderes de la ola de presidentes de izquierda en el continente, nadie lo cuidó en su locuraangular con una ola de escándalos de corrupción publicado una vez más decadencia de la autoridad y unas horas antes de su voto en el Congreso para destituirlo de su cargo. El maestro cajamarquino, que llegó al poder por casualidad al frente del partido marxista Perú Libre (PL), no contó con el apoyo del ejército, la policía ni el poder público. principal defensor de las actuales dictaduras latinoamericanas.

Una soledad flagrante después de fallar su propio golpe, Recuerda al realizado por Alberto Fujimori en 1992, pero sin ningún argumento para hacerlo realidad. Vestido con una chaqueta azul, boca abajo, sentado junto a Aníbal Torres, su ex primer ministro, Rasputín de su gobierno, apareció en una fotografía policial con una banda negra sobre los ojos como cualquier delincuente nacional. A su alrededor, la policía y la fiscalía anticorrupción abrieron seis investigaciones contra el expresidente por escándalos de corrupción que no solo lo preocupaban a él sino también a su familia y círculo cercano. sucumbido al estado de derecho, su destino será la cárcel, igual que Fujimorisu padre, quien fue su rival en las elecciones presidenciales del año pasado.

En su discurso al país, el Presidente dijo: “En respuesta a la demanda de los ciudadanos, hemos decidido formar un gobierno de estado de emergencia que tiene como objetivo restaurar el estado de derecho y la democracia en todo el país”. Luchando con temblores y palabras como con otras intervenciones.Castillo dictó las primeras medidas para «disuelva temporalmente el Congreso de la República y establezca un gobierno excepcional de emergencia» y también convocó elecciones para un nuevo Congreso con poderes constituyentes a la brevedad para redactar una nueva Constitución. nueve meses.

El Presidente pretendía gobernar por decretos, suspendiendo derechos y declarando el estado de excepción. La imposición de una nueva constitución fue una de las promesas de campaña de su partido marxista Perú Libre.

rumores

ya es fin de semana Circulan rumores de autogolpe en Lima tras conocerse la renuncia del entonces Ministro de Defensa. Pero apenas ayer por la mañana se anunció otra renuncia del Jefe del Estado Mayor del Ejército, Walter Córdoba Alemán, tras la represión del nuevo jefe de la Defensa. Sabiendo que su apoyo era escaso, el maestro cajamarquino instó a asociaciones, círculos campesinos y sectores sociales a respaldar su decisión.

¿Qué provocó la decisión de Castillo? Una rara ola de rechazo en el país andino. César Landa fue el primer canciller en salir del gabinete, y en sus redes sociales he decidido renunciar de manera irrevocable al cargo de secretario de Estado “manteniéndose firme en mis creencias, mis valores democráticos y constitucionales”. Sobre la decisión del presidente Castillo de cerrar derribar el Congreso en violación de la Constitución. «opinión».

Detrás de Landa estaba el ministro de Justicia, Félix Chero, quien hasta ayer había sido un acérrimo defensor de Castillo y decidió renunciar irrevocablemente ante «el anuncio de que se cerraría el Congreso y se formaría un gobierno de emergencia nacional».

También salieron a relucir expresidentes, algunos de ellos ideológicamente cercanos a Castillo, como el izquierdista Ollanta Humala: “Castillo es un dictador, una vergüenza para el país a nivel internacional. Va a terminar como todos los dictadores”.

Minuto a minuto, con velocidad diabólica, el estado de derecho estaba empeñado en desobedecer al presidente golpista. Incluso Vladimir Cerrón, el líder y principal partidario del PL, admitió que su amigo tenía prisa “porque no hubo votos para la vacante”.

Solo faltaba que los militares confirmaran lo que ya se sabía en los círculos políticos de la capital peruana: nunca participan en la deriva sin rumbo del maestro. Tanto el Comando de las Fuerzas Armadas como la Policía manifestaron abiertamente que no apoyan la locura de Castillo y dijeron: «Respetamos el orden constitucional establecido. Cualquier acción contraria al orden constitucional engendra desarmonía».

Poder Judicial, Defensoría del Pueblo y principales instituciones negativa general se unióHasta el presidente de la Corte Suprema, Francisco Morales, se quedó boquiabierto: “El señor Castillo ya no es presidente del Perú, no creo que nadie en su sano juicio pueda ocupar este cargo. La vicepresidenta (Dina Boluarte) debe tomar poder”, agregó el juez, y agregó que nadie debe obedecer al “gobierno usurpador”, aseguró.

Solo faltaba que el Congreso formalizara el cambio de rumbo en el país. Su presidente, José Williams, abrió la sesión parlamentaria diciendo: «Nadie tiene que rendirse ante un gobierno usurpador». Reunido en estado de emergencia antes de la hora prevista, el Congreso se opuso casi por unanimidad a su disolución, incluidas sanciones personales menores. «¡Porque el pueblo peruano continúa la democracia!», «¡Por la Libertad y la Constitución!»“Por la democracia en nuestro país”, pese a los llamados de la Asamblea Constituyente, “en democracia” de un antiguo aliado. El resultado superó los 87 votos necesarios para su destitución: 101 a favor, 6 en contra y 10 abstenciones.

Al igual que con Pedro Pablo Kuczynski y Martín Vizcarra, Castillo ya estaba «vacío». Su sucesor, Boluarte, que ya se había negado a ser ministro en el último gabinete (aunque sigue siendo vicepresidente), aclaró su postura nada más conocer el golpe de Estado de su compañero candidato presidencial: «Rechazo la decisión de Pedro Castillo de revocar el orden constitucional. Es un golpe que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley con la clausura del Congreso”. Es la primera mujer presidenta del país inca.

Boluarte prestó juramento ante el Congreso, que destituyó a Castillo, y anunció que gobernará el país hasta el final de su mandato en 2026. corrupción y mala gestión», pero también declaró su voluntad de erradicar el «cáncer de la corrupción».

La lección en Perú, un país que ha batido todos los antecedentes penales de sus presidentes, la dio el antecesor de Castillo, el centrista Francisco Sagasti, quien tenía un impecable sentido de la gobernabilidad: “Está claro que nuestras instituciones y grupos sociales valoran la democracia. Todos rechazaron muy rápidamente cualquier intento de violar la Constitución.«.

Nueva presidenta Dina Boluarte: «Quizás no sea fácil»

EFE (Lima)

nuevo presidente de Perú Dina Boluarte, Aseguró este miércoles que, durante su primer mandato oficial como jefe de Estado, su Gobierno “seguirá reduciendo las brechas de pobreza y hambre” y trabajará por el desarrollo del país.

“Desde este cargo que asumí con humildad cumpliré con mi deber con miras a que debemos seguir acortando las brechas de la pobreza y el hambre, respetando también a la nación y a todo el pueblo peruano. En reunión con el Presidente del Tribunal Constitucional Corte (TC), dijo Boluarte, “El desarrollo del país”. Francisco Morales.

El nuevo presidente insistió en que es necesario mejorar la educación y la salud, así como la infraestructura del país, «con mejores caminos, carreteras y puentes, mejores hospitales».

Boluarte, que es vicepresidente del Gobierno y ministro de Desarrollo e Inclusión Social. Pedro Castillo, Destituido por el Congreso y detenido tras ser acusado de intento de golpe de Estado, acepta mandato «tal vez no será fácil», por ello, reiteró su llamado a todos los actores políticos del país a “trabajar en unidad”.

según los criterios

Proyecto de confianza

aprende más



Por axwgn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *